Proyectos, programas e iniciativas

En el CIFP La Granja se están desarrollando diferentes proyectos entre los que se encuentran:

Granja de Heras Centro de Excelencia

Fuente: El diario Cantabria

El CIFP Nº1 (Santander) y el CIFP La Granja de Heras (Medio Cudeyo) han sido seleccionados por el Ministerio de Educación y Formación Profesional para formar parte de la nueva red de centros de excelencia de Formación Profesional y recibirán 990.550 y 895.600 euros, respectivamente, para impulsar ecosistemas innovadores, nuevas metodologías y últimas tecnologías al servicio de la FP.

La noticia la ha hecho pública este miércoles el Ministerio momentos antes de que la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, participase precisamente en el Centro Integrado Número 1 de Santander en la presentación del coche preparado por docentes, alumnos y exalumnos para su tercera participación en el Rally Dakar, lo que le ha permitido trasmitírsela a la comunidad educativa del centro en el transcurso del acto.

En concreto, el proyecto aceptado y que ahora desarrollará el CIFP 1 está ligado a la transformación e impulso del sector de la automoción, mientras que el de La Granja se centra en el sector primario, especialmente enfocado a la promover la investigación en torno a la vaca roja pasiega. Las cantidades que ahora recibirán los centros habrán de destinarse al despliegue de los proyectos, mientras que ambos podrán optar posteriormente a recibir 500.000 euros adicionales para completarlos.

La consejera se ha mostrado «tremendamente feliz» por la inclusión de estos dos centros que, ha dicho, «supone un espaldarazo más» para la Formación Profesional cántabra. En este punto, ha recordado que en ambos se están ejecutando ahora mismo importantes obras de ampliación. «El momento no tiene antecedentes para nuestra FP y marcará un antes y un después en la calidad de las enseñanzas», ha dicho.

Asimismo, considera que estos dos primeros centros en sumarse a la red de excelencia «abre la puerta y marca el camino» para el resto de centros educativos de la Comunidad Autónoma. Y, por último, ha destacado que, de los 44 centros educativos seleccionados, dos son cántabros, una proporción que da «buena cuenta» del nivel de la FP cántabra y, especialmente, del trabajo «serio, riguroso y ambicioso» realizado en la elaboración de las propuestas.

Desde 1952 en Educación Agropecuaria

La Granja-Escuela de Heras tiene su origen a finales de los años cuarenta.

La iniciativa parte del Sindicato Vertical de Colonización, que construye centros para capacitar a futuros agricultores y ganaderos en técnicas más modernas.

A finales de los años cuarenta es cuando se inicia su construcción en los terrenos ocupados por los lavaderos y escombreras de las minas de Cabárceno y Cabarga, explotadas por Altos Hornos de Vizcaya y cuyos residuos fueron rellenando las marismas de la ría de Tijero, lo que dio lugar a la finca agrícola-ganadera, junto a la adquisición de terrenos a propietarios de la zona.

Inicialmente el Centro dependía de la Obra Sindical de Colonización con el nombre de Granja-Escuela, formando parte de una red de centros de similares características distribuidos por toda la geografía española. En estos primeros años se impartían cursos de formación acelerada del sector agrario, capataces agrícolas, en las especialidades de ganadería y mecánica agrícola, también cursos del PPO.

Con el transcurso de los años el centro crece en infraestructuras y en superficie y a mediados de los años setenta pasa a depender del INEM (Ministerio de trabajo) con el nombre de Instituto de Formación Profesional Agraria y se implanta la Formación Profesional de 2º Grado en las especialidades de Explotaciones Agropecuarias y Mecanización Agrícola y a los pocos años se implanta la Formación Profesional de 1er Grado.

A mediados de los años ochenta es transferido al Ministerio de Educación y Ciencia ofertando las mismas enseñanzas hasta que en el curso 1991-92 se incorpora la Reforma Experimental de Enseñanzas Medias (REM) y al curso siguiente la anticipación de las nuevas enseñanzas establecidas en la LOGSE (ESO 92-93, Bachilleratos 93-94 y la nueva formación profesional en ese mismo curso). En este tiempo es cuando adquiere el actual nombre de Instituto de Educación Secundaria “La Granja”. Desde enero de 2.000 el Instituto pertenece a la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria al ser transferida la enseñanza a la Comunidad Autónoma.